Quinoa multicolor básica.

No tiene secreto. Bueno, tiene su secreto. Y funciona.

Preparación:

Lavar bien en un bol la quinoa con agua fría y la escurrimos en un colador fino.

Tostar en una olla en seco (sin aceite) hasta que los granos queden secos y sueltos. Al principio a fuego algo alto pero enseguida lo bajamos y cuidado con que no se queme. Estar pendientes removiendo muy frecuentemente.

Añadir dos partes de agua hirviendo (250 grano/600 ml), salar y dejar cocer tapado y a fuego mínimo durante media hora o hasta que se agote el líquido. De tener llama podemos usar mejor un difusor.

Nos tiene que quedar bien suelta y crujiente, deliciosa.

Lista para servir caliente o fría.