Buenos dias Raquel,

Soy Silvia de Barcelona y tengo 31 años. En primer lugar felicitar-te por la labor que estás realizando! Té descubrí por tu libro postres sin!!!!

El primer contacto que tuve con la macrobiotica fue en el curso que realicé en Barcelona con Montse Bradford. A partir de ahí, aunque conocía otros sistemas de alimentación, me quedé fascinada de la macrobiotica! y además todo ríquisimo!!!

Un día paseando por una libreria, ví tu libro "Postres sin" y enseguida me llamó la atención, ya que a mí me encanta el sabor dulce!!!así que lo cogí y le eché un vistazo y como estaba enfocado en la línea macrobiótica, no me pude resistir, lo compré y lo empecé a leer!!! Además ví que tienes página web!!! También he hecho algunos postres en casa y me encantan!! tienen el dulzor que a mi me gusta!! La verdad que estoy encantada con tu libro!!!

Allí ví que tienes otro libro, (el cual te lo pido en este pedido que te hago, me haría mucha ilusión si me lo pudieras dedicar!!! )

También decirte que me encantaría pertenecer al club kukui para poder compartir mis experiencias y seguir aprendiendo....

Hola Raquel:
...

(solo publicado la parte de testimonio)


Yo padezco de una cosa que se llama Síndrome del túnel carpiano, que básicamente consiste en que se me duerme la mano derecho porque el tubito por el que pasa el tendón a la altura de muñeca se inflama y lo comprime...es muy desagradable y con el tiempo acabas perdiendo sensibilidad en la mano, se te caen las cosas...y al final te tienen que operar. Antes de Navidad la mano se me dormía por la noche y casi no podía dormir yo, y el resto del día tenía el dedo corazón dormido, así como acorchado todo el día...imagínate con un bebé...


Por qué te cuento todo esto? Porque en enero mi hermana (que es fisio y además ha asistido a muchos cursos de alimetación, también estuvo en Alcorcón), me cambió la alimentación de forma radical: Fuera leche de vaca, azúcar, ternera, lácteos, y sobre todo trigo...pasé a consumir el pan de centeno y avena, la pasta de espelta, kamut, trigo sarraceno, arroz integral, poco pollo, más pescado y mucha verdura. (Todo eco, aunque esto lo llevamos haciendo varios años)
El resultado fue que la mano dejó de dormirse y me encuentro bien...vamos me encuentro genial. Y encima he adelgazado 6 kilos en estos 3 meses y medio.


Así que poco a poco vamos a ir mejorando, en la medida que pueda o quiera, siguiendo los consejos de tu libro, que me parecen muy interesantes...ahora voy a ver si me quito los dolores de cabeza...cada vez más esporádicos pero que no terminan de remitir.
...

Un saludo y estamos en contacto,
Isabel.

 

Julia Guillén Pinillos

A mi también me parece una suerte que esta chica haya abierto su casa (SE REFIERE A LOS CURSOS VERANO INTENSIVOS) a todas las personas que les gusta la macro, es muy buena contando sus recetas en los vídeos y transmite mucho ánimo cosa que viene fenomenal.

Gracias Raquel y bienvenida Mª Luisa.

En Diciembre de 2011 comencé mi iniciación a la macrobiótica.

Inicialmente mi objetivo era perder algo de peso, no necesitaba perder muchos kilos pero estaba estancada y harta de dietas. Cuando comencé, después de leer algunos libros, aún estaba un poco liada pero sí que ya me resultaba fácil dejar de tomar ciertos alimentos que antes eran diarios en mi dieta, queso sobretodo, también dulces (que casi siempre llevaban sacarina). Lo que sí, estaba segura que no quería volver, después de tantos años, a las dietas hipocalóricas que me provocaban bajones de tensión y de energía, comer siempre lo mismo, etc...y luego a abandonar. Un círculo vicioso que en vez de adelgazar me llevaba a rebelarme y comer más. Por otra parte la filosofía de esta forma de alimentación encajaba con mi forma de pensar y de ver las cosas. Así que, como tenía una fecha importante que me iba a motivar a seguir una dieta,que era mi boda, pues decidí apostar por la macrobiótica.

Así fue que desde diciembre empecé a incluir alimentos nuevos en mi dieta, como algas, legumbres (que jamás tomaba), muchas cosas con nombres raros.(je!), pero me estaba encantando. Y qué bien te empiezas a sentir después. Sin embargo aún estaba estabilizada en el mismo peso y  aún no adelgazaba. No sabía todavía cómo crear el equilibrio de energía en la comida, estaba un poco confundida y con muchas dudas de lo que estaba haciendo o que aún no hacía. Así que creí necesario tener una ayuda que me diera las pautas necesarias para adelgazar sanamente. Así me puse en contacto con Raquel y estuvo acompañándome vía telefónica durante este tiempo.

A partir de las consultas con ella empecé a entender cómo equilibrar mis menús, que era lo que más perdida me hacía sentir. Todo fue muy bien, en ningún momento pasé hambre o me sentí desfallecida. Todo lo contrario. Me costó menos de lo que pensé cambiar hábitos y abandonar ciertos apegos a algunos alimentos. Cambié rápidamente cosas que jamás hubiera pensado que me costaría tan poco y que además, iba a disfrutar, como el hecho de pasar de un desayuno tradicional dulce a uno salado con la crema de arroz y en ocasiones sopa miso... Fui perdiendo peso sin darme cuenta y disfrutando de la comida. Y sobretodo fui ganando algo más que la pérdida de peso, que era sentirme muy bien, con la conciencia muy tranquila por cómo estaba tratando mi cuerpo. Esto era muy importante para mí porque siempre pasaba de la culpabilidad de comer mucho a la culpabilidad de pasar hambre y entre medias la culpabilidad por saltarme la dieta...etc. Un círculo vicioso del que no daba salido. Pues el resultado fue que perdí el peso que deseaba (en mi caso no era mucho pero me costaba perderlo antes) y sobre todo gané mucho equilibrio a nivel psicológico. Es cierto que pasé tiempo en la cocina y requiere planificación, pero se puede disfrutar de esa parte tanto como comer. Estoy deseando aprender a mejorar mis menús y hacerlos más variados como las recetas estupendas y tan apetitosas que hace Raquel, pero el camino ya lo he iniciado felizmente. Ahora la verdad que  llevaba casi un mes bastante alejada de esta forma de alimentarme, por  viaje de novios, compromisos familiares... y aunque me ha costado un poco volver a recuperar las pautas de antes, es lo que más deseo para volver a tener equilibrio y estabilidad física y mental. Raquel fue el apoyo imprescindible, para resolverme dudas, animarme y enseñarme cómo disfrutar de comer sin miedo a engordar y buscando sobretodo SALUD. Y en este sentido también quiero contar un beneficio añadido que conseguí. Tenía una alteración hematológica que aparecía en mis analíticas  desde hacía 6 años, pues sólo hicieron falta 2 meses para que mis analíticas fueran de total normalidad.


Quiero escribir este pequeño testimonio para animar a las personas que estén interesadas, considero que merece mucho la pena y sobretodo dar las gracias a Raquel por su trabajo conmigo y  por todas sus aportaciones dietéticas con  recetas buenísimas que son un gran apoyo a todos los que nos iniciamos, pero también para seguir aprendiendo y disfrutando de alimentarse con salud.

María de Cantábria

La gente, por lo general no valora nada que no sea material...

No valora que hayas dejado un trabajo fijo por lanzarte a una aventura que nadie sabia como iba a acabar.

No valoran que mientras otros igual estaban tostándose al sol vuelta y vuelta tú estabas en tu casita, con tu flexo y tus libros y apuntes, adquiriendo conocimientos para luego soltarlos gratis a diestro y siniestro al primero que te lo pida.

No valoran que el tiempo de las personas vale, y mucho, y mas hoy en día que vivimos pendientes de un reloj y con mil obligaciones tanto personales como profesionales.

No valoran que lleges a las tantas a casa y en vez de espanzurrarte en el sofá con tu pareja a ver una peli, te pongas delante del ordenador a contar a la gente lo que has comido ayer !!! jeje.

Pero bueno, como ves, habemos (o como se diga jeje) muchos que SÍ lo valoramos y te damos ánimos para que sigas asi !!

Gracias por todo!

Luisa Fernada        

Estoy súper súper encantada de encontrarte pues hace ya ratitísimo estaba detras tuyo.

Te cuento que llevo ya 2 1/2 meses q estoy con la dieta macrobiotica y me siento FELÍZ.

Siento mas vitalidad y en mi cuerpo se nota el cambio en la alimentación.

Durante toda mi vida habia intentado buscar el equilibrio entre la comida y mi espíritu sin resultado alguno, pero cuando empece a indagar en el conocimiento del arte de la buena cocina y la salud; me dí cuenta que existen alternativas tan fasinantemente sanas y que solo es cuestión de hacer una restructuración cognitiva  y adaptarnos a los cambios sanos de nuestra alimentación.

Anhelo tener tú libro SIN POSTRES y pertenecer a tú maravillos e interactivo club.

La idea es poder de esta forma alimentar a mi familia no solo con el AMOR INTENSO que les doy; sino con una calidad de alimentación.

Un abrazo desde Alpharetta, Ga, USA.

Indicame como puedo comprar tú libro pues vivo fuera de España;

Un abrazo con el corazón y estoy feliz de encontrarte Raquel.

Dios te bendiga abundantemente.